e-learning empresarialQuiero más información
consultas onlineTeléfono 607 036 887 - 607 053 177
Linea activa

Aula de estudio: Curso Superior de Contratación Laboral

Módulo 1: El contrato de trabajo: concepto y naturaleza jurídica
U.D. 1: El contrato de trabajo: concepto y elementos constitutivos
Sección:

RESUMEN

Se entiende por contrato de trabajo el acuerdo bilateral, verbal o escrito, mediante el cual una persona, el trabajador, se compromete a realizar de forma personal y voluntariamente un trabajo por cuenta y bajo organización y dirección de otra, el empresario, a cambio de una remuneración.

No hay contrato si no concurren los siguientes elementos: Consentimiento, objeto y causa.

Los sujetos del contrato de trabajo son:

  • El trabajador, la persona que se obliga a trabajar cediendo los frutos de su trabajo a otra.
  • El empresario, la persona que hace suyos inicial e inmediatamente los frutos de la actividad del trabajador, dirige a éste y le remunera.

En la relación laboral se entiende por trabajador a la persona física, que voluntariamente y de forma personal, está obligada a realizar o realiza una actividad retribuida por cuenta y bajo dependencia de otro.

En principio toda persona física está capacitada legalmente para trabajar. No obstante, hay circunstancias que pueden incidir en la capacidad contractual del trabajador: la edad, la necesidad de titulación, la nacionalidad o las causas de incapacitación. La admisión al trabajo está prohibida para los menores de 16 años.

Aun teniendo capacidad para trabajar, no toda persona puede celebrar el correspondiente contrato de trabajo, pues sólo pueden prestar servicios quienes tengan plena capacidad de obrar conforme a lo dispuesto en el Código Civil.

Entendemos por empresario toda persona física o jurídica, o comunidad de bienes, que recibe la prestación de servicios de los trabajadores, así como quien contrata a éstos para su cesión temporal a otra empresa usuaria por empresas de trabajo temporal legalmente constituidas.

Los extranjeros mayores de 16 años que deseen ejercer una actividad laboral por cuenta ajena en España, además de obtener la autorización de residencia o de estancia, deberán obtener una autorización administrativa para trabajar.

En cuanto a la formalización del contrato, como regla general, rige el principio de libertad de forma, por lo que el contrato puede celebrarse por escrito o de palabra. No obstante, esta regla general tiene excepciones y en determinadas modalidades se exige la forma escrita.

Las partes podrán fijar un período de prueba con la finalidad de constatar la aptitud del trabajador para el desempeño de la actividad encomendada y para que el trabajador conozca las condiciones en que va a desarrollar el trabajo.

Será nulo el pacto que establezca un período de prueba cuando el trabajador haya ya desempeñado las mismas funciones con anterioridad en la empresa, bajo cualquier modalidad de contratación. El período de prueba debe concertarse obligatoriamente por escrito. Su falta supone la inexistencia de período de prueba. El pacto debe preceder o ser simultáneo al inicio de las prestaciones de servicios.

 

Instrucciones de uso del campus virtual   Página de inicio

El sistema de gestión de la calidad de AFIGE es conforme con la norma ISO 9001:2000
Certificado nº 2664/ER/01/03

El diseño e implantación del sistema de calidad de AFIGE ha sido auditado con éxito por la empresa certificadora ECA. Por tanto, AFIGE es una empresa certificada conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000, lo que significa un reconocimiento expreso a nuestro esfuerzo permanente por ofrecerle un servicio de calidad contrastada.

AFIGE ha diseñado e implantado un sistema completo de gestión de la calidad. Este sistema incluye todas las etapas en que se desarrolla la prestación de nuestros servicios. El control y la selección de los proveedores, los distintos procesos de nuestra cadena de servicios, el diseño, elaboración y control de los cursos de formación, el seguimiento continuado efectuado a nuestros asociados y alumnos, son engranajes de la cadena de valor añadido y que son cuidadosamente vigilados para estar en disposición de ofrecer un servicio de calidad. Asimismo, la distribución de funciones, la formación permanente de todas las personas que componen nuestro equipo humano y el estricto control de calidad del sistema de resolución de consultas, son elementos esenciales que configuran también la política de calidad implantada en AFIGE.

Herramientas Aula