e-learning empresarialQuiero más información
consultas onlineTeléfono gratuito 900 805 617
Linea activa

Campus Virtual de afige - Visor de documentos

Boletín Económico Financiero Ref.418679 (03/01/2008)

Diferencias temporales y permanentes

1.- Diferencias contables y fiscales

La diferencia temporal se genera en los casos en que el fisco nos permite dar un gasto que contablemente aún no se ha reflejado, es decir, la imagen fiel de la empresa no puede reflejar un gasto que aún no se ha devengado en el presente ejercicio pero hacienda nos permite aprovechar un gasto superior al contable. Evidentemente, esto nos provoca, que no nos coincidan los números a nivel fiscal y contable. La solución a este problema es poner una diferencia temporal negativa en el Impuesto sobre Sociedades. Es decir, restar a la base imponible del ejercicio el importe fiscal que está por encima del contable. No todo es tan bonito como parece, pues en el momento en que la contabilidad, por el principio de devengo deba reflejar un gasto que ya se ha deducido en sociedades llegará el problema. Pues la diferencia, pasará a ser en signo positivo y de ese modo se estarán revirtiendo las diferencias iniciales y regularizando el beneficio fiscal que nos había permitido hacienda. Las diferencias temporales se dan por ejemplo por amortizaciones aceleradas, libres amortizaciones, provisiones o operaciones a plazo.

La diferencia permanente tiene el mismo funcionamiento que la temporal con la salvedad que no existe revertimiento. Es decir, que si una empresa pone un gasto en su contabilidad que no tiene deducibilidad fiscal se debe hacer un ajuste permanente positivo, con lo que nos aumentará la base imponible del impuesto.

2.- Diferencia temporal

Un ejemplo de diferencia temporal puede ser el siguiente: queremos amortizar un coche aceleradamente. Hacienda nos permite hacerlo el doble que contablemente, por lo tanto multiplicaremos por dos la amortización normal del vehículo que es de 16%. Por lo tanto la diferencia anual de amortización que se nos genera la restaremos de la base imponible del impuesto. Cuando fiscalmente lleguemos al 100% del coste del vehículo, deberemos revertir la diferencia y sumarla a la base imponible de los años posteriores, hasta que, contablemente esté del todo amortizado.

3.- Diferencia permanente

Es muy usual que muchas sociedades se pongan las multas de tráfico como gasto del ejercicio, lo contabilizan en la cuenta 631 de otros tributos y se benefician de su inclusión en la base imponible del impuesto. Ésta es una práctica errónea debido a que no es un gasto fiscalmente deducible. Por lo tanto debe hacerse un ajuste permanente positivo en la base imponible del impuesto para sacar el efecto de la contabilidad en la fiscalidad.

4.- Conclusión

La conclusión que podemos sacar de este artículo es la importancia del dominio de estas diferencias, ya que a partir del 2008 esta práctica dará un valor añadido a las liquidaciones de I mpuesto sobre Sociedades , pues se generarán muchas, por ejemplo en la imputación directa a reservas de gastos que no correspondan al ejercicio actual.

 

Instrucciones de uso del campus virtual   Página de inicio

El sistema de gestión de la calidad de AFIGE es conforme con la norma ISO 9001:2000
Certificado nº 2664/ER/01/03

El diseño e implantación del sistema de calidad de AFIGE ha sido auditado con éxito por la empresa certificadora ECA. Por tanto, AFIGE es una empresa certificada conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000, lo que significa un reconocimiento expreso a nuestro esfuerzo permanente por ofrecerle un servicio de calidad contrastada.

AFIGE ha diseñado e implantado un sistema completo de gestión de la calidad. Este sistema incluye todas las etapas en que se desarrolla la prestación de nuestros servicios. El control y la selección de los proveedores, los distintos procesos de nuestra cadena de servicios, el diseño, elaboración y control de los cursos de formación, el seguimiento continuado efectuado a nuestros asociados y alumnos, son engranajes de la cadena de valor añadido y que son cuidadosamente vigilados para estar en disposición de ofrecer un servicio de calidad. Asimismo, la distribución de funciones, la formación permanente de todas las personas que componen nuestro equipo humano y el estricto control de calidad del sistema de resolución de consultas, son elementos esenciales que configuran también la política de calidad implantada en AFIGE.