e-learning empresarialQuiero más información
consultas onlineTeléfono gratuito 900 805 617
Linea activa

Campus Virtual de afige - Visor de documentos

Boletín Económico Financiero Ref.368727 (01/10/2005)

Sucursales en el extranjero

1. Introducción

Multitud de empresas encuentran oportunidades de crecimiento en el extranjero, puesto que existen costes inferiores y nuevas oportunidades de mercado. En este artículo explicaremos una de las formas que pueden tener estas nuevas empresas o establecimientos y describiremos la relación que tendrán con la sociedad central.

2. Definición de Sucursal

Las sucursales son establecimientos sin personalidad jurídica propia y dependen económicamente de una empresa central, también son llamados establecimientos secundarios. Contrariamente a lo comentado anteriormente las sucursales deben tener una representación permanente y cuentan con cierta autonomía en la gestión.

A nivel de dependencia con la empresa primaria existen dos tipos de sucursales, las que tienen dependencia absoluta y no tienen ninguna iniciativa propia, y las que tienen una dependencia relativa y gozan de autonomía. Este último caso responde a que determinados países tienen culturas diferentes y necesitan por ejemplo una independencia en el momento de lanzar nuevas campañas publicitarias, con el objetivo de adaptarse a las costumbres del lugar.

3. Contabilidad en las Sucursales

El aspecto de las obligaciones contables genera muchas dudas, pues una de las preguntas más frecuentes es si este tipo de establecimientos necesitan o están obligados a llevar libros contables como sus sociedades centrales. La respuesta va muy ligada a lo expuesto en el punto anterior y esta relacionada con la dependencia de la casa central. Si el establecimiento secundario no tiene autonomía no será necesaria la llevanza de contabilidad, y simplemente bastará con cumplimentar unos libros auxiliares. Con respecto a las empresas que gozan de autonomía estas si que estarán obligadas a llevar contabilidad.

El país extranjero que acoge la sucursal se reserva la opción de obligar al establecimiento a presentar los estados contables, la presentación se efectuaría en la equivalencia al registro mercantil que tenemos en España.

El tipo de contabilidad que llevan las sucursales no dista de la que se podría ver en cualquier PYME Pequeñas y medianas empresas o Gran Empresa, simplemente se generará una cuenta, tanto en la empresa central como en la secundaria. En la sucursal se creará con la descripción de "Casa Central" y en la central el nombre será inverso, "Sucursal". Por ejemplo, en el caso de la contabilidad de la sucursal, en el momento de la constitución se cargarán todos los bienes afectos a la actividad en la localidad extranjera y se abonarán en la citada cuenta de "Casa Central", de este modo la cuenta nexo se asemejará a los fondos propios. La citada cuenta no puede existir en la empresa central durante todo el ejercicio económico, ya que al final de año se debe sustituir por la totalidad de partidas del establecimiento secundario. Por ejemplo aflorarán en la cuenta de resultados de la empresa central partidas como "(600.1)Compra de mercaderías de la sucursal" o "(629.1) Otros servicios realizados en la sucursal".

4. Tributación en las Sucursales

En cuanto al impuesto sobre sociedades, la empresa que estará obligada a realizarlo siempre será la central, pero este extremo no impide que la sucursal pueda realizar liquidaciones parciales y registrarlas como gasto en su contabilidad con el objetivo de trasladar a la central el resultado neto que está obteniendo.

Sin perjuicio de lo comentado en el anterior párrafo las sucursales son el claro ejemplo de establecimiento permanente, si cogiéramos la normativa española, las rentas obtenidas en el territorio de aplicación del impuesto mediante la utilización de un establecimiento permanente estarían sujetas a gravamen, y por lo tanto ya no deberían tributar en la casa central. En materia de IVA existe otra peculiaridad, para calcular la prorrata no se computan las operaciones realizadas desde el establecimiento permanente situado fuera del territorio español, cuando los costes relativos a dichas operaciones no sean soportados por EP situados dentro de dicho territorio.

5. Diferencias entre establecimientos permanentes y sucursales

Sin perjuicio de lo comentado en el anterior punto se debe puntualizar que la relación entre EP y Sucursal no es totalmente recíproca, pues si que toda sucursal representa un establecimiento permanente, pero no todo EP representa una sucursal, ya que para que sea sucursal será necesaria una gestión interna, ya sea autónoma o relativamente autónoma.

6. Diferencia entre filiales y sucursales

Debemos diferenciar entre las sucursales y las filiales, puesto que las primeras carecen de personalidad jurídica y las segundas conforman una persona jurídica independiente de la sociedad matriz. Esta diferencia se acentúa cuando hablamos de responsabilidad, puesto que la sociedad central en el caso de la matriz deberá responder directamente de los actos producidos por la sucursal, en cambio la sociedad filial goza de independencia en ese sentido, y responderá de sus actos sin que la sociedad matriz deba implicarse.

7. Conclusión

El objetivo de este artículo es introducir todas las obligaciones mercantiles, contables y fiscales que tiene la formación en el exterior de un establecimiento dependiente de una sociedad en territorio español. En los diferente párrafos además de explicar los aspectos citados se pretende diferenciar las sucursales de diferentes tipos de sociedades, ya que muy a menudo son confundidas.

 

Instrucciones de uso del campus virtual   Página de inicio

El sistema de gestión de la calidad de AFIGE es conforme con la norma ISO 9001:2000
Certificado nº 2664/ER/01/03

El diseño e implantación del sistema de calidad de AFIGE ha sido auditado con éxito por la empresa certificadora ECA. Por tanto, AFIGE es una empresa certificada conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000, lo que significa un reconocimiento expreso a nuestro esfuerzo permanente por ofrecerle un servicio de calidad contrastada.

AFIGE ha diseñado e implantado un sistema completo de gestión de la calidad. Este sistema incluye todas las etapas en que se desarrolla la prestación de nuestros servicios. El control y la selección de los proveedores, los distintos procesos de nuestra cadena de servicios, el diseño, elaboración y control de los cursos de formación, el seguimiento continuado efectuado a nuestros asociados y alumnos, son engranajes de la cadena de valor añadido y que son cuidadosamente vigilados para estar en disposición de ofrecer un servicio de calidad. Asimismo, la distribución de funciones, la formación permanente de todas las personas que componen nuestro equipo humano y el estricto control de calidad del sistema de resolución de consultas, son elementos esenciales que configuran también la política de calidad implantada en AFIGE.