e-learning empresarialQuiero más información
consultas onlineTeléfono 607 036 887 - 607 053 177
Linea activa

Campus Virtual de afige - Visor de documentos

Sociedades de capital: las prestaciones accesorias

La regla general es que en la sociedad anónima o limitada todo socio aporte a la sociedad bienes o dinero y, en pago de los mismos, reciba acciones o participaciones. Pero se admite, adicionalmente, que se determinen unas prestaciones accesorias distintas a la aportación del capital.

En la Ley de Sociedades de Capital y, concretamente, en los artículos 86 a 89, se regula el pacto de prestaciones accesorias. Dicho pacto consiste en que los socios acuerdan en los estatutos sociales que alguno o todos ellos realizarán determinadas prestaciones a favor de la sociedad.

En los estatutos de las sociedades, en caso de que se establezcan prestaciones accesorias distintas de las aportaciones, se expresará su contenido concreto y determinado y si se han de realizar gratuitamente o mediante retribución, así como las eventuales cláusulas penales inherentes a su incumplimiento.

Las prestaciones accesorias pueden ser de dar, ya sea bienes o dinero que no formarán parte del capital; de hacer, realizar una actividad para la sociedad, o de no hacer, entre las que destacaríamos la prohibición de realizar actividades que sean competencia de la sociedad.

Si las prestaciones accesorias son retribuidas, en los estatutos se determinará la compensación que han de percibir los socios que las realicen.

La cuantía de la retribución no podrá exceder en ningún caso del valor de mercado que corresponda a la prestación que se realiza.

Como requisito adicional, será necesaria la autorización de la sociedad para la transmisión voluntaria por actos inter vivos de cualquier participación o acción perteneciente a un socio personalmente obligado a realizar prestaciones accesorias, y para la transmisión de aquellas concretas participaciones sociales o acciones que lleven vinculada la referida obligación.

Salvo que se determine cosa distinta en los estatutos, corresponde otorgar la autorización a la junta general, si se trata de una sociedad limitada, o a los administradores, si se trata de sociedades anónimas.

Estos órganos tienen un plazo de dos meses para pronunciarse y, de lo contrario, se considerará concedida la autorización.

La creación, la modificación y la extinción anticipada de la obligación de realizar prestaciones accesorias deberá acordarse con los requisitos previstos para la modificación de los estatutos y requerirá, además, el consentimiento individual de los obligados.

Salvo disposición contraria de los estatutos, la condición de socio no se perderá por la falta de realización de las prestaciones accesorias por causas involuntarias.

Revista jurídica y financiera Ref.714043 (23/02/2016)
 

Instrucciones de uso del campus virtual   Página de inicio

El sistema de gestión de la calidad de AFIGE es conforme con la norma ISO 9001:2000
Certificado nº 2664/ER/01/03

El diseño e implantación del sistema de calidad de AFIGE ha sido auditado con éxito por la empresa certificadora ECA. Por tanto, AFIGE es una empresa certificada conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000, lo que significa un reconocimiento expreso a nuestro esfuerzo permanente por ofrecerle un servicio de calidad contrastada.

AFIGE ha diseñado e implantado un sistema completo de gestión de la calidad. Este sistema incluye todas las etapas en que se desarrolla la prestación de nuestros servicios. El control y la selección de los proveedores, los distintos procesos de nuestra cadena de servicios, el diseño, elaboración y control de los cursos de formación, el seguimiento continuado efectuado a nuestros asociados y alumnos, son engranajes de la cadena de valor añadido y que son cuidadosamente vigilados para estar en disposición de ofrecer un servicio de calidad. Asimismo, la distribución de funciones, la formación permanente de todas las personas que componen nuestro equipo humano y el estricto control de calidad del sistema de resolución de consultas, son elementos esenciales que configuran también la política de calidad implantada en AFIGE.