e-learning empresarialQuiero más información
consultas onlineTeléfono gratuito 900 805 617
Linea activa

Campus Virtual de afige - Visor de documentos

Boletín Económico Financiero Ref.670625 (01/12/2010)

La pensión a favor de familiares

1- Concepto

La pensión a favor de familiares consiste en una prestación económica de la Seguridad Social que tiene como finalidad compensar la falta de ingresos que produce la muerte del causante en determinados familiares que convivían con él y a sus expensas.

2- Beneficiarios

Son beneficiarios los siguientes familiares:

a) Hermanos y nietos, huérfanos de padre y madre, que en el momento del fallecimiento cumplan alguno de los siguientes requisitos:

  • 1) Menores de 18 años.
  • 2) Mayores de 18 años incapacitados para el trabajo por incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.
  • 3) Menores de 22 años que no efectúen trabajados lucrativos por cuenta ajena o propia, o cuando realizándolos, obtengan ingresos en cómputo anual inferiores al 75% del salario mínimo interprofesional.

b) Madre y abuelas viudas, solteras o casadas cuyos maridos estén incapacitados para todo trabajo, o tengan más de 60 años. También se incluyen las separadas y divorciadas.

c) Padre y abuelos mayores de 60 años o incapacitados para todo trabajo.

d) Hijos y hermanos de beneficiarios de pensiones de jubilación o incapacidad permanente en su modalidad contributiva, hombre o mujeres, solteros, separados, divorciados o viudos, mayores de 45 años y que acrediten una dedicación prolongada a su servicio. Si cumplen los requisitos, tienen el mismo derecho los hijos aportados al matrimonio por el cónyuge superviviente y los que hayan vivido con el causante en acogimiento.

En todos los casos anteriores, los beneficiarios deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • - Haber convivido con el causante y a sus expensas, al menos, 2 años antes de l fallecimiento de aquel. (Se entiende por “vivir a expensas” cuando las rentas del grupo familiar al que contribuía el causante no superaban, excluida su contribución entre los miembros, el importe del SMI con inclusión de pagas para cada uno de éstos.
  • - No tener derecho a ninguna pensión pública o prestación periódica de la Seguridad Social.
  • - Que carezcan de medios de subsistencia propios y que no queden familiares con obligación o posibilidad de prestarles alimentos.

En todos los casos los beneficiarios deberán cumplir además los siguientes requisitos:

  • - Convivencia con el causante y a sus expensas, al menos, 2 años antes del fallecimiento de aquel. Se entiende por “vivir a expensas” cuando las rentas del grupo familiar al que contribuía el causante no superaban, excluida su contribución y ponderando el número de miembros de dicho grupo, el importe del salario mínimo interprofesional para cada uno de éstos, incluido el importe de las dos gratificaciones extraordinarias. - No tener derecho a ninguna pensión pública o a prestaciones periódicas de la Seguridad Social.
  • - Carencia de medios de subsistencia propios y que no queden familiares con obligación o posibilidad de prestarles alimentos.

3- Requisitos del causante

El causante al fallecer debe cumplir los siguientes requisitos:

  • - Que en el momento del fallecimiento se encontrara en alta o situación asimilada al alta.

No obstante existen excepciones a este requisito:

La jurisprudencia por razones humanitarias ha dado a este requisito una interpretación flexible. Se consideran situaciones asimiladas al alta a efectos de las prestaciones de muerte y supervivencia: la situación de enfermedad mental, el alcoholismo o la drogodependencia por la que el sujeto causante cesó voluntariamente en su trabajo.

  • - Haber cubierto un período de cotización de 500 días dentro de los 5 años anteriores al fallecimiento cuando sucedió por enfermedad común.

No es necesario período previo de cotización cuando el fallecimiento esté causado por enfermedad profesional o accidente, sea o no laboral. Tampoco es necesario, si el sujeto causante era perceptor del subsidio de invalidez provisional o recuperación, o cuando fuera pensionista de invalidez o jubilación

Respecto de los períodos de excedencia por cuidado de familiares y reducciones de jornada por guarda legal:

  • - Los dos primeros años de excedencia por cuidado de un menor.

Si la unidad familiar tiene la consideración de familia numerosa:

a) 30 meses si se trata de una familia numerosa de categoría general.

b) 36 meses si es de categoría especial.

- Las cotizaciones efectuadas durante los dos primeros años de reducción de jornada por guarda de un menor y durante el primer año en supuestos de reducción de jornada por cuidado de otros familiares se computarán incrementadas hasta el 100% de la cuantía que hubiera correspondido a la jornada completa.

Si el causante se encontraba en situación de paro involuntario, los 500 días deben haberse cumplido dentro de los 5 años anteriores al inicio del paro involuntario, siempre que esté inscrito como demandante de empleo en el momento del fallecimiento debido a enfermedad común y se acrediten períodos de cotización inferiores a 500 días, entre el inicio del paro involuntario y el fallecimiento por enfermedad común, según la resolución del 6-9-90.

4- Prestaciones

La cuantía de la pensión se obtiene aplicando un porcentaje a la base reguladora. Dicho porcentaje es el 20%.

Los pensionistas a favor de familiares tienen garantizada una pensión mínima que varía en función de la edad del pensionista. Las cuantías mínimas para el año 2010, son las siguientes:

Cuantía mínima:

  • - 2.511,60 euros anuales.

Si no existe viuda, ni huérfano pensionistas:

  • Un solo beneficiario, con 65 años: 6.074,60 euros anuales.
  • Un solo beneficiario menor de 65 años: 5.720,40 euros anuales.
  • Varios beneficiarios: el mínimo asignado a cada uno se incrementa en el importe que resulte de prorratear 3.717,00 euros entre el número de beneficiarios.

La suma de las cuantías iniciales de las pensiones de muerte y supervivencia no puede superar el importe de la base reguladora que sirvió para su determinación. A estos efectos, las pensiones de orfandad tienen preferencia sobre las pensiones a favor de otros familiares. Respecto de estos últimos se establece el siguiente orden de preferencia:

  • Nietos y hermanos, menores de 18 años o mayores incapacitados, del causante.
  • Padre y madre del causante.
  • Abuelos y abuelas del causante.
  • Hijos y hermanos del pensionista de jubilación o incapacidad permanente en su modalidad contributiva, mayores de 45 años y que reúnan los demás requisitos establecidos.

5- Extinción

La pensión en favor de familiares es incompatible con cualesquiera otras que pueda percibir del Estado, la provincia, el municipio o de la Seguridad Social. En tal caso, el beneficiario deberá optar por una de ellas cuando la prestación por muerte en favor de familiares sea más beneficiosa.

La pensión es incompatible con el reconocimiento de otra pensión en favor de familiares en cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social, salvo que las cotizaciones acreditadas en cada uno de ellos se superpongan, al menos, durante 15 años.

No obstante la pensión en favor de familiares para nietos y hermanos es compatible con la prestación por hijo a cargo. La extinción de la pensión en favor de familiares se produce por:

  • Contraer matrimonio.
  • Fallecimiento del beneficiario.

Los nietos y hermanos también perderán su derecho, además de las causas anteriores por:

  • Cumplir la edad máxima establecida, salvo que en tal momento esté afecto a una incapacidad valorada como absoluta o gran invalidez.
  • Cesar la incapacidad que les daba derecho a la pensión.
 

Instrucciones de uso del campus virtual   Página de inicio

El sistema de gestión de la calidad de AFIGE es conforme con la norma ISO 9001:2000
Certificado nº 2664/ER/01/03

El diseño e implantación del sistema de calidad de AFIGE ha sido auditado con éxito por la empresa certificadora ECA. Por tanto, AFIGE es una empresa certificada conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000, lo que significa un reconocimiento expreso a nuestro esfuerzo permanente por ofrecerle un servicio de calidad contrastada.

AFIGE ha diseñado e implantado un sistema completo de gestión de la calidad. Este sistema incluye todas las etapas en que se desarrolla la prestación de nuestros servicios. El control y la selección de los proveedores, los distintos procesos de nuestra cadena de servicios, el diseño, elaboración y control de los cursos de formación, el seguimiento continuado efectuado a nuestros asociados y alumnos, son engranajes de la cadena de valor añadido y que son cuidadosamente vigilados para estar en disposición de ofrecer un servicio de calidad. Asimismo, la distribución de funciones, la formación permanente de todas las personas que componen nuestro equipo humano y el estricto control de calidad del sistema de resolución de consultas, son elementos esenciales que configuran también la política de calidad implantada en AFIGE.