e-learning empresarialQuiero más información
consultas onlineTeléfono gratuito 900 805 617
Linea activa

Campus Virtual de afige - Visor de documentos

Boletín Económico Financiero Ref.673825 (18/03/2011)

La figura jurídica de la Usucapión

1. Concepto de Usucapión

La usucapión, también conocida como prescripción adquisitiva, se contempla como un modo de adquirir el dominio y los demás derechos reales posesorios mediante la posesión continuada de la cosa durante un periodo de tiempo y con los requisitos legalmente exigidos.

No son derechos usucapibles los de naturaleza personal ni tampoco todos los derechos reales, pues expresamente se hace mención de los posesorios.

La usucapión es, en definitiva, un modo de adquirir el dominio y los demás derechos reales en cosa ajena susceptibles de generar posesión sobre la cosa, salvo que el ordenamiento jurídico excluya o admita, excepcionalmente, la “usucapibilidad” de determinado derecho.

2. Razón de ser de la usucapión

El fundamento de esta figura jurídica se encuentra en la seguridad del tráfico, que impone el sacrificio de situaciones jurídicas a favor de situaciones fácticas cuando la pasividad del titular de derecho, durante un periodo de tiempo significativo, provoca que sea más atendible el interés de quien activamente ejerce el hecho y, públicamente, las facultades dominicales sobre la cosa y, por consiguiente, aparece como el dueño o titular del derecho real en cuestión sin que esta apariencia resulte contradicha por el verdadero titular. De este modo, se evita que resuciten pretensiones antiguas contra situaciones de hecho que se han mantenido pacíficamente durante un periodo de tiempo suficientemente largo con los problemas a nivel probatorio que pueden suscitarse. Debe prescindirse de toda explicación subjetiva basada en una presunta voluntad de abandono por el propietario.

La usucapión es un modo ordinario de adquirir el dominio o el derecho real limitado sobre la cosa, ya que se trata de una adquisición sin transmisión efectuada por el anterior titular.

3. Diferencias entre usucapión y ocupación

La diferencia entre la usucapión y la ocupación es que, en la primera, no se adquiere un derecho sobre una cosa carente de historia jurídica, sino que sobre dicha cosa pueden recaer, por ejemplo, otros derechos reales que sean compatibles con el que se trata de usucapir y, por razón de esa compatibilidad, la adquisición por parte del “usucapiente” no implica necesariamente la extinción de otros derechos reales en el momento en que se completa la usucapión.

Puesto que es un modo originario de adquirir, la adquisición por el “usucapiente” no requiere ningún otro acto adicional que el hecho de la posesión durante el tiempo y las demás exigencias legalmente previstas. La adquisición se produce, automáticamente, al cumplirse el plazo legal de posesión, habiéndose observado todos los requisitos legales.

Una vez que se completa la usucapión y, en consecuencia, se adquiere el derecho real, la adquisición tiene efectos retroactivos, por lo que el “usucapiente” se considera propietario desde el momento en que comenzó a poseer.

La Usucapión sólo es admisible sobre las cosas que se encuentran dentro del comercio de los hombres.

4. Conclusiones

Desde el nacimiento de la usucapión en el derecho romano no solamente se concibió como modo de adquirir la propiedad, sino también como instrumento para convalidar la falta de requisitos formales del acto de transmisión. En definitiva, se trata de adquirir la propiedad de un bien o derecho que, por algún defecto, no ha podido transmitirse con plenos efectos. Por lo que respecta a su configuración en nuestros días, se conceptualiza como un modo de adquisición de la propiedad, pero, únicamente, para aquellos casos en que existe algún defecto en la transmisión que se ha de convalidar.

 

Instrucciones de uso del campus virtual   Página de inicio

El sistema de gestión de la calidad de AFIGE es conforme con la norma ISO 9001:2000
Certificado nº 2664/ER/01/03

El diseño e implantación del sistema de calidad de AFIGE ha sido auditado con éxito por la empresa certificadora ECA. Por tanto, AFIGE es una empresa certificada conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000, lo que significa un reconocimiento expreso a nuestro esfuerzo permanente por ofrecerle un servicio de calidad contrastada.

AFIGE ha diseñado e implantado un sistema completo de gestión de la calidad. Este sistema incluye todas las etapas en que se desarrolla la prestación de nuestros servicios. El control y la selección de los proveedores, los distintos procesos de nuestra cadena de servicios, el diseño, elaboración y control de los cursos de formación, el seguimiento continuado efectuado a nuestros asociados y alumnos, son engranajes de la cadena de valor añadido y que son cuidadosamente vigilados para estar en disposición de ofrecer un servicio de calidad. Asimismo, la distribución de funciones, la formación permanente de todas las personas que componen nuestro equipo humano y el estricto control de calidad del sistema de resolución de consultas, son elementos esenciales que configuran también la política de calidad implantada en AFIGE.