e-learning empresarialQuiero más información
consultas onlineTeléfono gratuito 900 805 617
Linea activa

Campus Virtual de afige - Visor de documentos

Boletín Económico Financiero Ref.78383 (01/09/2002)

IVA: facturas, requisitos. Obligaciones formales

1. Regulación

Esta forma se encuentra regulada en varios reales decretos, con especial relevancia del Real Decreto 2402/1985, de 18 de Diciembre, por el que se regula el deber de expedir y entregar factura que incumbe a los empresarios y profesionales.

Se configura por tanto obligatoriedad de expedir y entregar factura en el ámbito de sus relaciones comerciales, debiendo conservar copia o matriz de la factura que hayan entregado. Por otra parte se exige el deber de conservar las facturas que hayan sido obtenidas, y tienen especial relevancia en las facturas recibidas que sirvan de base para poder deducirse el IVA que hayan soportado. El plazo de conservación a efectos de IVA será el del plazo de prescripción. Podrá sustituirse esta obligación por la inclusión en soport es magnéticos en que se almacenen estas facturas.

Se obliga también a conservar algún ejemplar de factura por un supuesto calificado de autoconsumo según la ley del IVA.

Como regla general, en el art. 2 se establece la obligación de reflejar en la factura la totalidad de bienes y servicios que sean objeto de facturación, pero de la misma forma que ocurre con la ley del IVA, hay que enumerar varias excepciones a esta regla general.

Por otra parte, hay unos supuestos concretos en que la obligación de expedir factura completa será aplicable

No podrán incluirse en una sola factura las operaciones realizadas para un mismo destinatario en el plazo máximo de un mes.

2.Requisitos necesarios.

La factura, sus copias o matrices deberán contener determinados extremos.

Deberá expedirse factura por los pagos anteriores a la realización de la operación. En la factura deberá indicarse esta circunstancia.

Si se trata de bienes u objetos usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección que se hayan dentro de su régimen especial, deberá hacerse constar esta circunstancia en la factura.

Si se trata de operaciones realizadas para sujetos que no tienen la condición de empresario o profesional, no será obligatoria la consignación en la factura de los datos identificativos del destinatario cuando la contraprestación no sea superior a 90,15euros, y en los demás casos que autorice el Departamento de Gestión Tributaria.

Cuando el importe no exceda de los 3005,06euros las facturaspueden ser sustituidas por talonarios de vales numerados o bien por "tickets" expedidos por máquinas registradoras en algunos supuestos.

En los vales o tickets, deberán constar nuevos conceptos.

En el supuesto de los tickets, será obligatorio conservar los rollos en que se anoten tales operaciones.

3. Duplicados.

El art. 5 del decreto considera que se expedirá un original al destinatario. No obstante, podrá expedirse copia o duplicado en el supuesto en que en una operación concurran varios destinatarios, o bien haya supuesto de pérdida del original por cualquier causa. Deberá hacerse constar la condición de duplicado.

4. Plazo de entrega de las facturas al destinatario.

Las facturas deberán ser emitidas en el mismo momento en el que se realice la operación, o bien, en el caso en que el destinatario sea empresario o profesional, se podrá emitir en un plazo de 30 días, teniendo como fecha inicial del plazo la fecha del devengo del IVA, que se encuentra regulado en el art. 75 LIVA.

5. Rectificación de facturas.

Se deberán rectificar las facturas emitidas por los empresarios que las hayan generado en el caso en que las cuotas impositivas se hubiesen determinado incorrectamente o, dándose las circunstancias del art. 80 LIVA , pueda darse lugar a la modificación de la Base Imponible. La rectificación se deberá efectuar mediante la emisión de una nueva factura o documento en que se hagan constar los datos identificativos de las facturas y la rectificación efectuada.

6. Facturación mediante vía telemática.

Las facturas elaboradas y transmitidas por vía telemática tendrán los mismo efectos que las facturas en formato papel. Como requisitos básicos, deberá contener los mismos que las facturas en formato papel, es decir, que deberá reunir todos los elementos anteriormente indicados..

Como requisito básico adicional, es necesario que soliciten la utilización de este sistema a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, entendiéndose aceptada la solicitud si no se deniega en el plazo de los seis meses siguientes. Esta solicitud deberá efectuarse con una anticipación mínima de 30 días antes de su uso.

Hacienda podrá comprobar en los locales de los empresarios o profesionales la fiabilidad del sistema, con la finalidad de constatar que el sistema cumple las condiciones exigidas en la autorización.

7. Incumplimiento y sanciones.

El incumplimiento de los deberes expresados anteriormente, que se encuentran reunidos en el Real Decreto 2402/1985, podrán ser objeto de infracción simple regulada en el art. 78 de la Ley General Tributaria y sin perjuicio que también pueda llegar a incurrirse en la infracción grave del apartado c) del art. 79 de la misma ley así como de las infracciones y sanciones que se contemplan en los art. 170 y 171 LIVA.

 

Instrucciones de uso del campus virtual   Página de inicio

El sistema de gestión de la calidad de AFIGE es conforme con la norma ISO 9001:2000
Certificado nº 2664/ER/01/03

El diseño e implantación del sistema de calidad de AFIGE ha sido auditado con éxito por la empresa certificadora ECA. Por tanto, AFIGE es una empresa certificada conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000, lo que significa un reconocimiento expreso a nuestro esfuerzo permanente por ofrecerle un servicio de calidad contrastada.

AFIGE ha diseñado e implantado un sistema completo de gestión de la calidad. Este sistema incluye todas las etapas en que se desarrolla la prestación de nuestros servicios. El control y la selección de los proveedores, los distintos procesos de nuestra cadena de servicios, el diseño, elaboración y control de los cursos de formación, el seguimiento continuado efectuado a nuestros asociados y alumnos, son engranajes de la cadena de valor añadido y que son cuidadosamente vigilados para estar en disposición de ofrecer un servicio de calidad. Asimismo, la distribución de funciones, la formación permanente de todas las personas que componen nuestro equipo humano y el estricto control de calidad del sistema de resolución de consultas, son elementos esenciales que configuran también la política de calidad implantada en AFIGE.