e-learning empresarialQuiero más información
consultas onlineTeléfono gratuito 900 805 617
Linea activa

Campus Virtual de afige - Visor de documentos

Boletín Económico Financiero Ref.168180 (01/08/2003)

El secreto profesional de los auditores

1. Norma técnica de secreto profesional

La norma técnica de secreto profesional forma parte de la Resolución de 19 de enero de 1991, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, por la que se publican las Normas Técnicas de Auditoría.

La norma técnica de secreto profesional, es de carácter general.

Estas normas regulan las condiciones que debe reunir el auditor de cuentas y su comportamiento en el desarrollo de la actividad de auditoría de cuentas.

Dicha norma dice lo siguiente:

“El auditor debe mantener la confidencialidad de la información obtenida en el curso de sus actuaciones”.

El auditor de cuentas ha de mantener estricta confidencialidad sobre toda la información adquirida en el transcurso de la auditoría concerniente a los negocios de sus clientes y, excepto en los casos previstos en la Ley 19/88 de Auditoría de Cuentas, no revelará el contenido de la misma a persona alguna sin autorización estricta del cliente. No obstante, el auditor deberá recoger en su informe cualquier negativa del cliente a mostrar toda la información necesaria para expresar la imagen fiel de las cuentas anuales.

El auditor tiene, asimismo, el deber de garantizar el secreto profesional en las actuaciones de sus ayudantes y colaboradores.

La información obtenida en el transcurso de sus actividades no podrá ser utilizada ni en su provecho ni en el de terceras personas.

El auditor de cuentas deberá conservar y custodiar durante cinco años, a contar desde la fecha del informe, la documentación de la auditoría, incluidos los papeles de trabajo del auditor que constituyen las pruebas y el soporte de las conclusiones que consten en el informe.

2. Ley 44/2002 de 22 de noviembre de 2002

Esta ley recoge las novedades incorporadas a la Ley de auditoría de 19/1988, de 12 de julio en donde se recogen las medidas de Reforma del Sistema Financiero.

3. Modificaciones de la nueva Ley de auditoría 44/2002 del pasado 22 de noviembre de 2002 de medidas de reforma del sistema financiero

Estas modificaciones se recogen de la siguiente manera:

Artículo 13

“El auditor de cuentas estará obligado a mantener el secreto de cuanta información conozca en el ejercicio de su actividad, no pudiendo hacer uso de la misma para finalidad distinta de las de la propia auditoría de cuentas”.

Artículo 14

 
1.

Los auditores de cuentas y las sociedades de auditoría de cuentas conservarán y custodiarán durante el plazo de cinco años las documentación de cada auditoría de cuentas realizada.

 
2.
Sin perjuicio de lo que se establezca en las cláusulas del contrato de auditoría podrán acceder a la información referente a cada auditoría de cuentas:

a) El Instituto de Contabilidad y Auditoría de cuentas (ICAC).

b) Quienes resulten designados por resolución judicial.

c) Quienes estén autorizados por Ley.

d) El Banco de España, la Comisión Nacional del Marcado de Valores (CNMV), y la dirección general de seguros y Fondos de Pensiones.

e) Las corporaciones representativas de los auditores de cuentas, a los exclusivos efectos del ejercicio del control de calidad de los trabajos de auditoría de cuentas de sus miembros.

4. Sentencia del Tribunal Supremo del pasado 4 de junio

La sentencia del Tribunal Supremo aclara que los auditores no pueden ampararse en el secreto profesional y negarse a dar información de sus clientes a Hacienda. La sentencia se ampara en la Ley General Tributaria art. 111.

En dicha sentencia, se recuerda que esta cuestión ya fue analizada en el caso de una agencia inmobiliaria.

5. Conclusión

Como resultado de esta sentencia queda claro que ningún auditor individual ni sociedad dedicada a la revisión de cuentas anuales queda exenta de solicitud y requerimiento de información por parte de la Administración Pública.

Como conclusión facilitada por el periódico 5 días del pasado 7 de julio, “los expertos entienden que siempre que la información solicitada por Hacienda se encamine a la aplicación de los tributos, el auditor debe aportar los estados financieros de una empresa aunque su utilidad pueda ser potencial, indirecta o hipotética”.

Esto hace pensar que en el transcurso de revisión de cuentas anuales, debe prestarse especial atención al tema impositivo, tanto del año, como de los ejercicios abiertos a inspección para que ni la sociedad auditada ni la entidad auditora sean objeto de posibles sanciones por parte de la Administración.


 

Instrucciones de uso del campus virtual   Página de inicio

El sistema de gestión de la calidad de AFIGE es conforme con la norma ISO 9001:2000
Certificado nº 2664/ER/01/03

El diseño e implantación del sistema de calidad de AFIGE ha sido auditado con éxito por la empresa certificadora ECA. Por tanto, AFIGE es una empresa certificada conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000, lo que significa un reconocimiento expreso a nuestro esfuerzo permanente por ofrecerle un servicio de calidad contrastada.

AFIGE ha diseñado e implantado un sistema completo de gestión de la calidad. Este sistema incluye todas las etapas en que se desarrolla la prestación de nuestros servicios. El control y la selección de los proveedores, los distintos procesos de nuestra cadena de servicios, el diseño, elaboración y control de los cursos de formación, el seguimiento continuado efectuado a nuestros asociados y alumnos, son engranajes de la cadena de valor añadido y que son cuidadosamente vigilados para estar en disposición de ofrecer un servicio de calidad. Asimismo, la distribución de funciones, la formación permanente de todas las personas que componen nuestro equipo humano y el estricto control de calidad del sistema de resolución de consultas, son elementos esenciales que configuran también la política de calidad implantada en AFIGE.