e-learning empresarialQuiero más información
consultas onlineTeléfono 607 036 887 - 607 053 177
Linea activa

Campus Virtual de afige - Visor de documentos

Las agrupaciones de interés económico: una opción asociativa

La AIE constituye una figura asociativa creada con el fin de facilitar o desarrollar la actividad económica principal de sus miembros. El objeto de la AIE se limitará exclusivamente a una actividad económica auxiliar de la que desarrollen sus socios.

Las agrupaciones de interés económico sólo podrán constituirse por personas físicas o jurídicas que desempeñen actividades empresariales, agrícolas o artesanales, por entidades no lucrativas dedicadas a la investigación y por quienes ejerzan profesiones liberales.

La característica auxiliar de la Agrupación es la imposibilidad de sustituir la actividad de sus miembros, permitiendo cualquier actividad vinculada a la de aquéllos que no se oponga a esa limitación. Se trata, por tanto, de un instrumento de los socios agrupados, con toda la amplitud que sea necesaria para sus fines, pero que nunca podrá alcanzar las facultades o actividades de uno de sus miembros. La AIE no tiene ánimo de lucro por sí misma.

Un ejemplo claro sería la AIE que constituyen un conjunto de abogados para gestionar los elementos comunes: local, servicios generales, contabilidad, etc. En ningún caso la AIE puede realizar trabajos jurídicos por ella misma. Los abogados comparten aspectos accesorios a su actividad, permaneciendo la actividad de los abogados absolutamente al margen y, por tanto, con plena independencia cada uno de sus socios respecto a su trabajo y su organización del mismo.

Las AIE tributan por el Impuesto sobre Sociedades, si bien las bases imponibles positivas o negativas derivadas de los resultados de la Agrupación de Interés Económico se imputarán a sus socios, sean personas físicas o jurídicas y para su integración en los correspondientes impuestos personales en la proporción que proceda.

Su principal inconveniente es que los socios responden personal y solidariamente de las deudas de la AIE, por tanto un tercero podrá actuar contra cualquiera de los socios y por el total de la deuda. Ello no quita la posibilidad que tiene el socio de repercutir sobre el resto de socios las deudas en función de su participación. La responsabilidad de los socios es subsidiaria.

Revista jurídica y financiera Ref.705725 (26/10/2015)
 

Instrucciones de uso del campus virtual   Página de inicio

El sistema de gestión de la calidad de AFIGE es conforme con la norma ISO 9001:2000
Certificado nº 2664/ER/01/03

El diseño e implantación del sistema de calidad de AFIGE ha sido auditado con éxito por la empresa certificadora ECA. Por tanto, AFIGE es una empresa certificada conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000, lo que significa un reconocimiento expreso a nuestro esfuerzo permanente por ofrecerle un servicio de calidad contrastada.

AFIGE ha diseñado e implantado un sistema completo de gestión de la calidad. Este sistema incluye todas las etapas en que se desarrolla la prestación de nuestros servicios. El control y la selección de los proveedores, los distintos procesos de nuestra cadena de servicios, el diseño, elaboración y control de los cursos de formación, el seguimiento continuado efectuado a nuestros asociados y alumnos, son engranajes de la cadena de valor añadido y que son cuidadosamente vigilados para estar en disposición de ofrecer un servicio de calidad. Asimismo, la distribución de funciones, la formación permanente de todas las personas que componen nuestro equipo humano y el estricto control de calidad del sistema de resolución de consultas, son elementos esenciales que configuran también la política de calidad implantada en AFIGE.